1. Exfoliación. Al igual que la piel del rostro, los labios requieren una limpieza regular. Utilizando un exfoliante especial, puedes mejorar significativamente la apariencia de tus labios, hacerlos más carnosos y mejorar la circulación de la sangre en la zona. Es un procedimiento rejuvenecedor y refrescante que facilita la rápida renovación y descamación de las células muertas en un lugar tan delicado.

SHUTTERSTOCK_370647773_Huge

El exfoliante para los labios se fabrica en forma de gel o crema. Suele contener extractos de aciano o coco. También contiene partículas diminutas de azúcar o partículas microscópicas sintéticas que influyen en la parte carnosa de los labios. Una buena exfoliación y la mejora de la circulación sanguínea harán que tus labios tengan una apariencia más joven, carnosa y atractiva.

  1. Nutrición e hidratación. Después de la exfoliación, es importante hidratar los labios y nutrirlos. Los aceites cosméticos de rosa y jojoba son perfectos para este tipo de procedimiento. Debes saber distinguir un bálsamo de una barra de labios. La barra de labios está diseñada para proteger e hidratar los labios, por ejemplo, en días de heladas de invierno o días muy calurosos de verano. El bálsamo está diseñado para nutrir y restaurar los labios y, por tanto, debe considerarse un producto terapéutico.
  2. Protección contra impactos negativos. El medioambiente influye en las personas y su piel. El invierno, el sol abrasador y las heladas son todos factores que contribuyen a la sequedad, endurecimiento y agrietamiento de una fina película que tenemos sobre los labios. En este caso, se recomienda el uso de cosméticos con lípidos capaces de crear una fina capa protectora sobre los labios. Debes ser consciente de su contenido y decantarte por productos que contengan vitaminas E y F y diversos aceites minerales.

Los protectores solares para los labios tienen que proteger contra la radiación UVA y UVB. Por lo tanto, es importante leer la etiqueta del producto detenidamente.

  1. Protección contra la deshidratación. Con el fin de restablecer un nivel de hidratación óptimo y combatir la deshidratación, debes comprar productos cosméticos para los labios (bálsamos, barras de labios y máscaras) que contengan aguacate, melocotón, semillas de cereales, aceite de karité o extracto de pepino.

SHUTTERSTOCK_287549648_Huge

  1. Rejuvenecimiento. A medida que envejecemos, nuestra piel se marchita. Estas transformaciones también afectan a los labios y el cuerpo en general. Echa un vistazo a la gama de productos antiedad. Si tienes más de 35 años, debería empezar a pensar en el cuidado relacionado con los cambios propios de la edad. Existen varios sérums, cremas y geles para el contorno de los labios que les dan firmeza, ayudan a combatir las arrugas y te proporcionan un excelente efecto hidratante. No hay que olvidar que la belleza de los labios, aunque probablemente no sea la más importante, es una gran arma de seducción. Notarás como los hombres miran tus atractivos labios con el deseo de besarlos apasionadamente.

Dejar una respuesta