Hoy en día, todos llevamos el teléfono móvil de un lado para otro y nos pasamos el día escribiendo mensajes de texto. De hecho, pasamos más tiempo viendo la televisión y en el ordenador que comunicándonos de una manera normal.

Hay familias que están muy desconectadas, aunque todos sus miembros vivan en la misma casa. ¿Por qué no hacer un experimento y dejar de un lado las tecnologías durante, al menos, una semana? SHUTTERSTOCK_211314454_Huge

Organiza una reunión familiar y sugiere prohibir durante una semana el uso de teléfonos móviles, televisores, ordenadores, DVD y cualquier otro equipo de alta tecnología que tu familia suela utilizar. Volved a ser una familia. Propón una noche de juegos en familia, que no sean juegos de ordenador, sino juegos de mesa o de cartas. Se trata de encontrar otras maneras de disfrutar de vuestro tiempo libre juntos y en familia.

Preparad las comidas en familia. Podéis enseñar a un miembro de la familia a cocinar.

Id de picnic juntos, salid con las bicicletas o salid de excursión. Dadle alas a vuestra creatividad, haced alguna manualidad o redecorad una habitación. Disfrutad de vuestra comunicación y descubrid cosas nuevas los unos de los otros. Jugad a las adivinanzas juntos. ¡Divertíos!

SHUTTERSTOCK_324704678_Huge

Te garantizo que si haces todo esto durante una semana, las cosas cambiarán para siempre. Cuando se termine la semana, organiza otra reunión familiar para debatir sobre los pros y los contras de haber pasado una semana sin tecnologías. Hablad sobre las aspiraciones que tenéis como familia y veréis lo que puede llegar a ocurrir, en lugar de dejar pasar los días de manera inconsciente. Después de todo, el tiempo no es algo que podemos comprar, así que debemos aprovechar al máximo todos los días, y pasar esos días con las personas que más queremos.

Dejar una respuesta