La época de las vacaciones es el momento perfecto para dar vida a nuestra sexualidad. Las vacaciones hacen que las parejas estén juntas, y este acercamiento se debería traducir también en intimidad sexual. Es un momento genial para disfrutarlo, probar cosas nuevas y tener más intimidad sexual que nunca. A continuación, algunas ideas de cómo conseguirlo:

  1. “Postres sexuales”: las vacaciones y la comida van de la mano, y por eso incorporar la comida en los juegos sexuales es un paso fácil. Hay muchas opciones de postres sexuales, como nata montada, glaseado, jarabes, glaseados en gel, glaseados de huevo, pasteles de crema y mucho más. No poner límites y consultar en una sex shop o en un manual de sexo puede abrir nuevas y eróticas formas de practicar el juego de los postres sexuales. 120671302
  2. “Señorita Noel, ¿he sido travieso?”: uno de los atuendos más sexy que una mujer puede llevar durante la intimidad en vacaciones es lencería o un disfraz de Papá Noel o Mamá Noel, seductor y revelador. Comprar a tu compañero un disfraz así puede añadir una nueva dimensión de erotismo y es perfecto para la época de las vacaciones. El chico se puede disfrazar de Papá Noel si lo desea, e incluso otra opción para la chica es el disfraz de elfa sexy.
  3. “Consultar el manual”: una forma excelente de explorar durante la época de las vacaciones todo tipo de trucos, consejos e ideas relacionados con la intimidad sexual es consultando un buen manual del sexo, que aportará cientos de opciones para elegir. Esto hace que la intimidad sexual en las vacaciones sea una obviedad, ya que se puede consultar inmediatamente el manual ese día para coger ideas, ¡y esa misma noche pasar una velada tranquila de vacaciones practicando algunos de los nuevos trucos íntimos y eróticos!

Dejar una respuesta