¡Ponte el delantal y prepara rápidamente estas golosinas deliciosas y de belleza!
Cuando llega el frío, la humedad se pone en marcha, y todas vamos corriendo a los mostradores de productos de belleza para conseguir las últimas máscaras, cremas hidratantes y demás.
Pero, bueno, si puedes hacer tus propias comidas saludables desde cero, ¿qué te está frenando a la hora de hacer tus propios brebajes de belleza para la piel, antioxidantes y calmantes? Por supuesto, eso requiere un poco de tiempo y esfuerzo, pero la recompensa es un cuidado de la piel completamente natural y fresco, sin ningún componente químico desagradable.
Además, preparar tus propios productos de belleza a partir de ingredientes que son tan buenos como para comerlos proporcionará a tu hígado un descanso en el procesamiento de sustancias preservativas y químicas de todos los productos en venta en tiendas. Así que, este invierno, hazte un favor: desentierra el delantal y la cuchara de madera, y cocina estas deliciosas golosinas para la piel.
276588386

Exfoliante de sal marina

  • 2 cucharadas de sal marina
  • 2 cucharadas de aceite de almendras
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1 cucharadita de miel

Mezcla los ingredientes y frota suavemente en la piel para exfoliarla. Déjalo actuar durante 5-10 minutos y luego acláralo con agua caliente.

Máscara facial de chocolate

Unta esta máscara indulgente y disfruta de los beneficios antienvejecimiento del chocolate, sin sus calorías.

  • 2 cucharadas de cacao en polvo crudo y orgánico
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de yogur
  • 3 cucharaditas de harina de avena fina

Mezcla todos los ingredientes, aplícala en la cara evitando la zona de los ojos, y déjala durante 20 minutos. Aclárala con agua caliente.

447691741

Bálsamo labial de manteca de coco

Este bálsamo labial nutritivo contiene propiedades antibacterianas y altamente hidratantes para defenderte de la sequedad del invierno.

  • 1 cucharada de manteca de coco
  • Miel
  • 1 gota de aceite esencial puro de menta

Derrite la manteca de coco en un bol al baño maría. Añade, removiendo, una pequeña cantidad de miel. Agrega una gota de aceite esencial puro de menta.
Vierte la mezcla en una olla limpia de 15 ml, déjalo enfriar y colócalo en la nevera para que se asiente.

Dejar una respuesta