Uno de los remedios naturales más populares para la caspa, el aceite de coco, puede ayudarnos a reducir cierta cantidad levadura que contribuye a la formación de escamas, explica Geeta Shah, médico dermatólogo residente en Maryland. Se recomienda masajear el cuero cabelludo con una pequeña cantidad de este producto y dejarlo actuar durante al menos 15-20 minutos. “Cuanto más tiempo, mejor”, asegura. “Hay personas que incluso lo dejan actuar toda la noche cubriéndose la cabeza con una toalla o un gorro de ducha para que penetre un poco más profundo”. Advertencia: Podría ser necesario lavarse el cabello un par de veces para enjuagarlo completamente, así que mejor no echarse el aceite de coco la misma noche en la que tengas una cita.

Vinagre de sidra de manzana

Gracias a su alto contenido en pH, el vinagre de sidra de manzana también puede ayudar a inhibir el crecimiento de la levadura causante de la aparición de escamas, afirma el doctor Shah. Pero a diferencia de aceite de coco, no debe aplicarse directamente sobre el cabello: “Hay que diluirlo,” dice. “Yo recomiendo preparar una solución con la mitad de vinagre y la mitad de agua”. Luego se aplica la mezcla sobre el cuero cabelludo y se deja actuar durante al menos 15 minutos. “Notarás un olor persistente a vinagre, incluso después de lavarte el pelo con champú”, dice, “pero desaparecerá muy rápidamente y [el vinagre] es más fácil de quitar del cuero cabelludo y del cabello [que el aceite de coco]”.
96865132

Aspirina

Al igual que muchos remedios que se venden para acabar con la caspa, la aspirina contiene ácido salicílico, que puede ayudar a reducir la descamación, afirma el doctor Shah. Para utilizarlo, se deben aplastar unas cuantas aspirinas y mezclarlas con agua para formar una pasta que se pueda aplicar sobre el cuero cabelludo. Otra opción: Añadir la aspirina triturada al champú para conseguir un efecto instantáneo contra la caspa.

Aloe vera

A diferencia de otros remedios naturales, el aloe vera no necesariamente ayuda a acabar con la caspa, ya que no ataca a la levadura que suele ser la causa origen de la aparición de las mijitas blancas. Sin embargo, ofrece otras ventajas: “Algunas personas padecen gran inflamación a causa de la caspa, y el aloe vera es un producto antiinflamatorio, por lo que ayuda a calmar el picor”, dice Debra Jaliman, médico dermatólogo residente en la ciudad de Nueva York. Se debe aplicar una pequeña cantidad sobre el cuero cabelludo y frotar para conseguir un alivio rápido.

Dejar una respuesta