La mayoría de amigas mías cercanas son mujeres activas sexualmente, cariñosas, dulces y con un GRAN corazón. ¿Suena bien, verdad? Pues más o menos. Si eres una mujer con un gran corazón, tienes tendencia a dar amor todo el día a las personas que te rodean. Es natural para nosotras. Pero el lado negativo es que, si no vas con cuidado, no queda nada para ti al final del día. Eso significa que no solamente necesitamos recargar, sino que también necesitamos recibir amor y cariño de quienes amamos. No puede ser algo unidireccional. 376908433

Sé que se supone que somos mujeres fuertes que nos amamos a nosotras mismas y que nos cuidamos solas. Y así es. Pero si también eres una mujer cariñosa y sexual, hay un hueco vacío en tu vida que no se puede llenar por nada que no sea el cariño de la persona a la que amas. Es verdad. A veces me gustaría que no fuera así. Pero es así.

Por desgracia, algunos hombres tienden a dar por sentado a las mujeres dulces, cariñosas y amorosas. Es decir, somos fuertes. Siempre estamos allí cuando él nos necesita. Sabemos perdonar. Somos comprensivas. Somos positivas. Siempre estamos de buen humor. Y por eso, muchas veces nos dejan atrás. De algún modo, acabamos en el último lugar de la lista diaria de prioridades de nuestros chicos, lo cual significa que recibimos poco o ningún afecto a cambio. ¿Y sabes qué? Que nos merecemos un trato mejor. ¡Nos lo merecemos!

Así que no te des por vencida y te conformes con menos. No hay más excusas para estos chicos. Tú puedes encontrar tiempo en tu vida estresante y multitarea para tu chico. Él debería ser capaz de hacer lo mismo para ti, si dice que te ama.

Haz todo lo que puedas para hacer que tu relación funcione. Pero si no funciona, no renuncies a ti misma. Como he dicho, no te conformes con menos. Cuando eso ocurre, es fácil pensar que fracasaste. No fracasaste. La verdad es que se necesitan dos para que una relación funcione. Si él no está dispuesto a poner tiempo y esfuerzo, tú no puedes hacerlo por él. 386909338

Sin embargo, no cabe duda de que hay hombres que te atesorarán y te mimarán con todo el cariño que te mereces todos los días. Si estás soltera sólo tienes que salir para encontrarlo. O quizá lleva un tiempo en tu vida, esperando en silencio a que lo reconozcas. Hey, estas cosas pasan. De hecho, me pasó a mí.

Así que a veces el hombre de tus sueños es alguien a quien ya conoces. Y a veces el hombre de tus sueños es el hombre que tan sólo tiene que conseguir una pista. No importa cómo sea, todo empieza contigo. Cuando dejas de conformarte con menos de lo que te mereces, todo cambia.

Dejar una respuesta